Excerpt for La naturaleza a través de mi ventana. by , available in its entirety at Smashwords

LA NATURALEZA A TRAVÉS DE MI VENTANA

Ronny A. Vargas


Smashwords Edition

Copyright © 2017 Ronny A. Vargas

Todos los derechos reservados

www.ronnyavargas.com


Licencia de uso de la edición de Smashwords

La licencia de uso de este libro electrónico es para tu disfrute personal. Por lo tanto, no puedes revenderlo ni regalarlo a otras personas. Si deseas compartirlo, ten la amabilidad de adquirir una copia adicional para cada destinatario. Si lo estás leyendo y no lo compraste ni te fue obsequiado para tu uso exclusivo, por favor dirígete a Smashwords.com y descarga tu propia copia. Gracias por respetar el arduo trabajo del autor.


Érase una vez, a través de mi ventana,

la naturaleza, debilitaba mi mirada.

Cegaba mi corazón con toda admiración.

El susurro de los árboles mis oídos contentaban.

El revoloteo de las aves a mi boca aliento daba.


En la primavera, el reventar de las flores:

azaleas, narcisos y orquídeas de varios colores.

¡Las brasas de la esperanza sobre las ramas!

Las aves cantaban moviendo sus cuerpos en danzas.

Plumaje de seda más bello que una esmeralda.

Las gotas de lluvia, por los tallos, lentamente bajaban.

Gotas de mis ojos, por mis mejillas, rodaban.


Mi corazón sin duda creció, fuertemente, creció.

Que no se desvanezca esta belleza imploro.

Golpeo con mi puño el marco de la ventana.

¡Que nada de esto se rompa, que nada de esto se vaya!


El ave cantora, con su melodía de mañana, me contestó:

Ningún momento se pierde, ningún momento se va.

Ahora mi canto tu corazón engrandece

y tu alma con alegría decoró”.


La noche llegó y mi sueño desvaneció.

A través de la ventana, al abrir mis ojos por la mañana,

¡maldito el hombre y sus artimañas!

Era una oscura mañana al mirar por mi ventana,

en un mar de cenizas, mi esperanza naufragó.


No había árboles, ni estaba el ave cantora.

Solo el gélido susurrar de la muerte

y escalofriantes lágrimas de sangre mis ojos lloraron.

¡El hombre avaro es el gran deudor!

El mar de cenizas, como un remolino, gritó.


Download this book for your ebook reader.
(Pages 1-3 show above.)