Excerpt for Haikus oscuros by , available in its entirety at Smashwords




















HAIKUS OSCUROS









BIBLIOTECA BERMER



HAIKUS OSCUROS. Libro Nº1



ISBN Smashwords: 9780463897799



©Luis Barrera Bermejo. España, 2009



Portada de Italo Ahumada Morasky

(http://italoahumada.deviantart.com/)

















Pedidos, alabanzas e insultos: luisbermer77@yahoo.es

www.luisbermer.com











A los que ya no están.





PRÓLOGO



La vida es impredecible.



Salvo para los adivinos, es una realidad de perogrullo. ¿Y por qué digo esto? porque jamás imaginé que mi primer libro iba a ser de corte poético, cuando llevo años escribiendo relatos de terror.



Sin embargo, aquí está.



Nunca me gustó la poesía que nos enseñaban en el instituto. La encontraba pedante, artificiosa, casi podía palparse el sentimiento que el autor intentaba inducir…sin conseguirlo –en mi caso–. Por eso, cuando me topé con los haikus, quedé sorprendido ante esta genuina forma de hacer poesía, tan alejada de florituras y malabarismos lingüísticos, tan profunda en su aparente sencillez. Sin apenas darme cuenta estaba escribiendo uno detrás de otro, con mis temas de interés de siempre –lo desconocido, la soledad, la muerte…–; y en este sentido debo decir que son “haikus impuros” –puede faltar o sobrar alguna sílaba, no tratar sobre la naturaleza, el equilibrio o la captación del presente…–, licencias, sacrificios en aras de una impresión, una idea, un sentimiento…



Porque este libro no lo es del todo.



Es una invitación al viaje interior. Visitarás lugares mentales en los que ya estuviste en el pasado, en los que puede que estés ahora mismo, o por los que algún día, sin duda, pasarás. Es un calidoscopio de emociones susurradas, un espejo que te devolverá la reflexión de tu imagen en mil facetas, un lienzo que vamos a pintar juntos, una compañía en la soledad.



Y ahora dame tu mano, porque iniciamos el descenso a las profundidades.





1-HASTA SIEMPRE, HASTA NUNCA


La muerte eterna,

que por siempre vence,

es el olvido.




2-¿ES AMOR?


¿Acaso es amor?

Espejo de mentiras.

Ves lo que quieres.




3-SOY CARNE…

 

Soy carne y huesos.

Un muerto que camina.

Nada mañana.




4-¿QUIÉN ES YO?

 

Pienso que pienso.

Y creo saber quien soy.

Otro autoengaño.







5-LA HERIDA

 

Sigo sangrando

imitando al mundo.

Herida sin fin.




6-RELOJ  ESCRITOR

 

Firme escrituras,

con tus agujas, reloj,

nuestra sentencia.




7-NAVEGANTE DE SUEÑOS

 

Y mientras sueño,

lejano a mí mismo,

navego el cosmos.




8-MENTIRAS

 

Mientes, falso poeta.

Todos los románticos

yacen muertos.




9-UNIDOS

 

Nace la luna.

Nuestras almas son una

cuando muere el sol.




10-RESPÓNDEME

 

¿Puedes contestar

por qué te recuerdo,

si nunca te vi?




11-EL SUEÑO HA MUERTO

 

Antes soñaba,

ignorante, ingenuo.

Ahora duermo.




12-TRAS LOS SENTIDOS

 

Nunca sabremos

qué esconden los sentidos.

Enigmas y olvido.






13-ALAS NEGRAS

 

Sobre alas negras

vuela mi mente, mi cuerpo.

Alas de muerte.




14-UN JUEGO

 

Muevo las piezas

de este burdo juego

condenado a perder.




15-TU CARA

 

Busco tu cara,

vana perseverancia.

Cuchillo en el alma.




16-INFIERNOS


Gritos de dolor,

por cientos de crímenes.

Desde el infierno.





17-EL MAÑANA

 

Frente al mañana.

Olvida tu maleta

antes de partir.




18-AHORA

 

Sueños de pesadilla…

negados, olvidados…

forman el mundo.




19-¿MUERTOS?

 

Y los que no están

en nuestros sueños

siguen viviendo.




20-TU MIRADA

 

Fue tu mirada,

justo antes de abandonar,

faro en tinieblas.





21-DE PIEDRA

 

Mares de piedra,

bajo el azul del olvido

fueron mis días.




22-MADRUGADA

 

Noche cerrada.

Circular mente insomne.

Hielo negro.




23-LA BUSQUEDA

 

Y aunque no existe

ella siguió buscando.

Pero no existe.




24-LUNA

 

Luna menguante.

De muertos poblada.

Mi única amiga.





25-VIDA ABSURDA

 

Mi vida absurda

desgasto entre sueños.

Inmerso en dolor.




26-EL FIN

 

Quisiera sentir

cuando desaparezca

vuestras sonrisas.




27-PASADO PRESENTE

 

En mundos de hambre

y efímera existencia.

Los ignorados.




28-TRAS EL NAUFRAGIO

 

Todo alrededor

restos del naufragio.

Bello amanecer.





29-LA BARCA

 

Duermo silencios

entre olas de recuerdos.

Harto de todo.




30-CREPUSCULAR

 

Sol crepuscular.

Arropa con tu manto

mis soledades.




31-EL CAMINO

 

Sigo el camino

bajo un manto de estrellas.

Solo en la noche.




32-ESCAPAR

 

Y escapa ahora,

con tu imaginación,

de la realidad.





33-EL PORTADOR

 

Terrible, oculto.

Donde nadie lo espera.

Portador del mal.




34-ESPECTROS

 

Espectros negros

te susurran futuros

en el oído.




35-SOLO

 

Desaparece

calor, luz, esperanza…

Solo en la nada.




36-MI REINO

 

Llévame otra vez

al reino de la muerte.

Alma enlutada.





37-CUERVOS

 

Llamo a los cuervos.

Cenarán esta noche

corazón roto.




38-DESIERTO

 

En el desierto.

Donde ya nadie queda.

Bailo con sombras.




39-LLUVIA

 

Bajo la lluvia

lentamente se hunden

mis esperanzas.




40-SUS MANOS

 

Mira sus manos.

Vuelven a estar manchadas.

Es con tu sangre.





41-REALIDAD

 

Sueños…colores

¿Qué es la realidad? preguntas.

Electricidad.




42-ZAFIROS

 

Zafiros rojos

son tus ojos, mi señora,

de la noche.




43-LÁPIDAS

 

En sus lápidas.

Y en nuestra memoria yacen

nombres latentes.




44-NOBLE

 

Déjame sanar

tu noble corazón

de astillas rotas.





45-BRUMAS

 

Brumas de nácar.

Amanece otro día

de fría soledad.




46-ATARDECER

 

Pasan las horas.

El sol de la vida cae.

El atardecer.




47-HORIZONTE

 

Horizonte negro.

Oculto tras la niebla.

Fantasmagórico.




48-SUEÑO

 

Sueño despierto.

Dondequiera que vaya.

Siempre contigo.





49-ADIOS


Y para siempre.

En recuerdos viviremos.

Adiós, amigo.




50-SUMERGIDO

 

Bosque sumergido.

Sombras y desencuentros.

Mi vida contigo.




51-UN LATIDO

 

Bombea corazón.

La vida es un latido,

aquí, ahora…




52-BARCOS

 

Nubes del cielo.

Peces somos de la Tierra.

Barcos de papel.





53-EL LIENZO

 

Papel mojado.

Lienzo de la Realidad.

Tiempo pasado.




54-CALAVERA

 

La calavera.

Blanco cristal de hueso

donde vivimos.




55-CENIZAS


¿Y qué seremos

cuando no seamos nada?

Cenizas grises.




56-TIEMPO

 

Minutos…horas.

Tic-tac-tic-tac-tic-tac-tic.

Mi lenta muerte.





57-NOCTURNO

 

Mil ojos blancos

desde el negro abismo.

Camino solo.




58-CAZA

 

Al crepúsculo.

Roja caza nocturna.

Vuela, vampiro.




59-NEÓN

 

Luces de neón.

Callejones oscuros.

Fría soledad.




60-LUCES DEL PASADO

 

Luces azules

iluminan de noche

el cementerio.





61-DE ESCARCHA

 

Flor de escarcha

que en mi corazón florece.

Herido de muerte.




62-LOBO

 

Lobo espectral,

por nocturnas llanuras

buscas mi alma.




63-DORMIDA

 

Niña dormida

sigue soñando así.

Entre algodones.




64-AZUL

 

Mar azulado.

Brisa y melancolía.

Tus tristes ojos.





65-MIEDO

 

Un miedo negro

cuando abro los ojos.

Cada mañana.




66-AUSENCIA

 

No estás conmigo.

Pero sí tu presencia.

Dulce ausencia.




67-DESPEDIDA

 

La despedida.

El ayer ha pasado.

Y para siempre.




68-MEMORIA

 

El cristal roto

por el que te veo marchar

es mi memoria.





69-VIDA

 

La vida tiene

estructura de tragedia.

Caída sin fin.




70-MI NIÑA

 

Aunque te vayas

debes saber, mi niña,

que vives en mí.




71-PRESENTE

 

No hay pasado.

Habla el presente, sin voz.

No hay futuro.




72-SOLA


Sola entrarás

en el reino de las sombras.

Ya sin retorno.





73-ALMA BLANCA

 

Tu alma blanca

me acompaña, libre,

en el infierno.




74-ABISMOS

 

Abismos sin fin

engullen sin remedio

a los sin nombre.




75-ESTRELLAS

 

¿Ves las estrellas?

Es igual la distancia

entre nosotros.




76-VOZ DEL TIEMPO

 

Y en la espera,

lento, el reloj habla

de sueños vanos.





77-SIN TU CARA

 

Veo tu cara

bella, alegre,

en el fin de mis días.




78-NOSTALGIA

 

Echo de menos

los días que no llegaron

en tu presencia.




79-LUZ

 

La luz que brilla.

Oscuridad futura.

Sin ilusiones.




80-LOS DÍAS

 

Hundido, solo.

Ahogado en recuerdos

de tu propia alma.





81-CAÍDA

 

Caes sin freno.

Abismo depresivo

donde nadie va.




82-POZO

 

Oscuro y frío.

Pozo de soledad.

Los largos años.




83-SIN SUEÑO

 

Mitad de noche.

Voces por el pasillo.

Desconocidas.




84-FUGAZI

 

Una mirada.

Una nota de papel.

Desaparecer.





85-LA SENDA

 

Por esta senda

a pasos avanzamos

hacia la muerte.




86-DAMA


¿Eres mi final,

dama vestida en negro,

o el principio?




87-CORAZA


Coraza negra,

protege mi corazón

de ahí fuera.




88-LA VIDA


Eso es la vida.

Continua despedida

antes de empezar.





SOLEDAD


89


Descubrir que el mundo

es un vulgar desierto.

Eso es soledad.




90


Huir de los vivos.

Admirar a los muertos.

Eso es soledad.


91


Soñar despierto.

En tus ojos, recuerdos.

Eso es soledad.




92


El tiempo pasa,

y el vacío aumenta.

Eso es soledad.





93


Coraza de acero.

Interior devastado.

Eso es soledad.




94


Hablas contigo,

pues nadie comprenderá.

Eso es soledad.




95


Llega el invierno.

El frío queda dentro.

Eso es soledad.




96


Seguir viviendo,

sin tus seres queridos.

Eso es soledad.





97


Sopla el viento.

Noche tras la ventana.

Eso es soledad.




98


Odiar el amor.

Despreciable ilusión.

Eso es soledad.




99


Leer este haiku

y sentirse acompañado.

Eso es soledad.




100


El dolor hueco.

La herida invisible.

Eso es soledad.





101


Andando solo

como siempre fue y será.

Eso es soledad.




102


La hora fría.

En silencio, abres los ojos.

Eso es soledad.




103


Y ver el mundo

en compañía de nadie.

Eso es soledad.




104-EL CUENTO


Coger tu mano

Y vivir en un cuento

del que no despertar.





105-FLECHAS


Flechas de cristal.

Aunque bailas y ríes,

el alma sangra.




106-ENSUEÑOS


Seguir soñando.

Paseos por el parque

bajo la luna.




107-LA GRAN HERIDA


Mira mi herida.

¿Cómo podrás quererme,

si soy despojos?




108-SÓLIDO


¿Y qué es sólido,

salvo anhelos, sueños

y la esperanza?





109-PARTIDA


Tras tu partida

ya no espero nada

en absoluto.




110-BARRO


Si tú no vuelves,

me convertiré en barro

para no sufrir.




111-MIENTRAS


Mientras te espero

el tiempo me desgasta

y ya no soy yo.




112-LA ESPERA


Y bajo una cruz

cuento los largos días,

hasta que llegues.





113-DIFERENCIA


¿Qué diferencia

tu insondable soledad

de la que yo siento?




114-VISIONES


De madrugada.

Observo nuestra vida

entre la bruma.




115-CIEGOS


Si vas a llorar,

Hazlo por ellos, ciegos,

a tus esencias.




116-UN DÍA


Nubes del alba.

Montañas y pozos.

Lagos nocturnos.





117-ASESINO


Tiempo asesino.

Mataste nuestra dicha.

Dejaste ruinas.




118-RESPIRAR


Respiro y sueño.

No sé por cuánto tiempo,

antes de ser piedra.




119-TORMENTA


Nubes de tormenta.

¿Qué traéis hacia el presente,

tras el horizonte?




120-EL RÍO


Cambia tu mente,

el río de los días.

Te veré en el mar.





121-VENENO


Dulce el veneno,

que te mata en silencio,

mientras la besas.




122-TU BUSQUEDA


En tu búsqueda,

enfermo de soledad,

perdí la razón.




123-LA VERDAD


“No estás solo”

Dicen ellos, que no ven.

Sabes la verdad.




124-LA ALMOHADA


En la almohada,

tu cuello bajo el hacha

del desencanto.





125-FUERTE


Sin esperanzas.

Más solo, más fuerte.

Nada me duele.




126-HOGAR


Siempre solo.

Ningún lugar es mi hogar.

Nómada eterno.




127-NOCHE


Campo de estrellas.

Ojos del infinito.

Pozo del tiempo.




128-MASCARADA


Muestras lo mejor.

Tras la máscara,

Las cicatrices.





129-TRENES


Los trenes pasan

rápidos, furiosos,

mientras camino.




130-AJEDREZ


Piezas de ajedrez,

Luchando siempre, sin fin,

el bien contra el mal.




131-CASA ENCANTADA


Junto a la orilla.

La casa encantada

de tu pasado.




132-CRISTAL


Por tus mejillas

corren gotas de cristal

de sueños rotos.





133-EL ORIGEN


Golpe tras golpe,

decepción tras decepción

se construye el Mal.




134-TEATRO


Harto de mentiras,

del teatro del mundo

desaparezco.




135-ENGAÑADO


Engañado vas,

porque esto es lo que tienes:

nada de nada.




136-INFELIZ


Pobre infeliz.

Creíste ser amado.

Otro sueño vano.





137-ESCLAVO


Y siempre esclavo.

Esclavo de la mente.

Esclavo de ti.




138-LA REALIDAD


Es lo que piensas.

La realidad que vives

es lo que quieras.




139-LA ESCALERA


Mirar atrás.

Escalera de recuerdos,

por donde caer.




140-ANOCHECE


A cada paso.

Anochece en mi mente.

Fundido en negro.





141-PENA


Pena es contemplar

esa vida soñada

que no vivirás.




142-DESPIERTO


Cuando despiertas,

el mundo se transforma

en tu destierro.




143-LOCO


Llamadme loco,

por decir que estáis muertos.

La verdad veo.




144-PERSONAS


¿Y cómo sabes

que a esos que llamas personas,

no son fantasmas?





145-JUNTOS


Estamos juntos,

pero distantes, lejos.

Estamos solos.




146-MARIONETA


Porque de tus sueños

eres marioneta.

De ti se ríen.




147-VOZ CANSADA


Tu voz cansada,

de ordenar el mundo

con las palabras.




148-VER


Abro los ojos.

La realidad es otra.

Y me arrepiento.





149-AYER


Vivo en el ayer.

El presente no es nada

y por siempre ayer.




150-ÁRBOLES


Y entre árboles

del pasado incendiado

construyo mi hogar.




151-EL NIÑO


De día llora,

encerrado en los años.

De noche ríe.




152-EL CASTILLO


En el castillo

los muros susurran

voces del pasado.





153-ÚNICO


Eres único

como todos los demás.

Todos iguales.




154-PIANO


Tristes acordes

del piano en la soledad

de este domingo.




155-GOTAS


Llueve con fuerza.

Recuerdos son las gotas…

Noche infinita.




156-CREPÚSCULO LÍQUIDO


Cae el crepúsculo.

Y la noche se extiende

con sus abismos.





157-INSECTOS


Bajo la bóveda.

Somos insectos extraños.

Una rareza.




158-ESQUELETO


Bajo la carne

el esqueleto camina

hacia la eternidad.




159-REY


Rey orgulloso.

Al llegar a la cima,

corona de espinas.




160-ENTERRADO


Con tus ilusiones.

Enterrado en vida.

Con tus sueños.





161-HERIDO


Árbol herido.

En silencio creces.

Desconocido.




162-INFANCIA


Pervives, infancia,

en las arrugas del traje

de los adultos.




163-LOS SERES QUERIDOS


Se dobla el dolor,

con cada ser querido.

Por ellos. Por ti.




164-ESCRITORES


En este lienzo

de soledades blancas

nos expresamos.





165- Y MIENTRAS


Mientras el día

lentamente se muere,

yo te recuerdo.




166-ÚNICOS


Puedes creerlo:

nada de lo que sientas

es original.




167-TODO


Nada para ti.

Pero estar a tu lado fue

todo para mí.




168-ALEGRE


Alegre ríes.

Lágrimas melancólicas

lloras por dentro.





169-SIN PAUSA


Y te lamentas,

mientras el tiempo se escurre

por la pendiente.




170-TROZOS


¿Quién recompondrá

estos trozos de carne

que aún palpitan?




171-NUNCA


Y nunca sabrás

aquello que sentí por ti.

Incomunicable.




172-DESTINO


A cada paso

dudas de tu destino.

Todo plan yerra.





173-LA VELA


Como una vela

la ilusión se funde.

Escoria queda.




174-REYES


Entre tinieblas

los reyes de la sombra

esperan su turno.




175-HUMANO


Ser humano:

el más inhumano

de todos los seres.




176-TU TRISTEZA


De tu tristeza

nadie puede salvarte,

sino tú mismo.





177-LA LLAMA


La llama es vida.

El viento de la muerte

siempre alrededor.




178-FUTUROS


Veo futuros

donde la humanidad

no sobrevive.




179-SOL


¿Y quiénes serán

los últimos hombres

en contemplar el sol?




180-GRIS


Nada me queda

mientras camino, salvo…

tu recuerdo gris.





181-DESPEDIDA Y ENCUENTRO


Adiós al amor.

Adiós a los sueños.

Hola, soledad.




182-DE ARENA


Reloj de arena.

Granos de tiempo caen.

Polvo compacto.




183-MOMENTOS


Eso es tu vida:

un río de momentos

que nunca para.




184-EL LIBRO


Enigmático.

El libro es una puerta

del laberinto.





185-ESPUMA


Barco de espuma,

sobre corrientes negras,

es tu corazón.




186-ÁNGEL


Presta atención:

el ángel aparece

sólo una vez.




187-SUTIL


Cruel es el tiempo:

sin apenas sentirlo

nos deja obsoletos.




188-OTRO SUEÑO


Pensé que eras tú.

La realidad se impone.

Era otro sueño.





189-SILENCIOS


Queridos muertos:

vuestro silencio dice

que estáis bien allí.




190-MATADERO


Eso es la Tierra:

siniestro matadero

donde morimos.




191-MISTERIOS


El tiempo es breve.

Los misterios eternos

permanecerán.




192-OLAS


Olas del viento.

Entre las montañas

y los milenios.





193-IMÁGENES


Y tras tus ojos

vas guardando imágenes

de pesadilla.




194-¿CUÁNDO?


¿Cuándo volverán

a tus ojos, tus labios,

las sonrisas?




195-PASAJEROS


Solitarias

estrellas pasajeras.

Abismos nocturnos.




196-MATEMÁTICAS


Suma errónea.

Matemáticas negras.

Dos corazones.





197-PRISIÓN


Orgulloso.

En posesión de la verdad.

Ésta es tu prisión.




198-PIEDRA


Piedra en el río.

Las corrientes del tiempo

no me arrastrarán.




199-REGALOS


Pasan las nubes.

La vida es un regalo.

Estoy muriendo.




200-AMIGO


Para vosotros,

amigos del futuro,

estas palabras.





201-MORTALES


Pobres mortales.

Segundos malgastados

son nuestras vidas.




202-HUELLA


Cada palabra

es una huella en la arena.

Playa del tiempo.




203-EN AZUL


Escrito en azul.

El pensamiento de muertos

que aún viven.




204-DEL MAR


Surgidos del mar.

Crueles dueños del mundo.

Barro viviente.





205-RUMOR


Esta mañana

el rumor del arroyo

nos trae el ayer.




206-CRISIS


Crisis aguda

me devora por dentro.

Pero oyes mis risas.




207-DESTERRADO


Camina solo,

un fantasma entre vivos.

El desterrado.




208-GOTA DE AGUA


La gota de agua

que cae de una rama

se une al arroyo.





209-NATURALEZA


En campos sin fin,

mecidas por el viento,

las amapolas.




210-HOJAS


Y del árbol caen,

paraíso perdido,

las hojas huérfanas.



211-CAER


Así caemos

del árbol de la vida.

Para no volver.




212-TERROR


Ojos del lobo

en la noche profunda

de tus terrores.






213-CANCIONES


Escucho una voz

susurrando canciones

en mi cabeza.




214-FRÍO


Llega el frío.

Se instala en el corazón,

para quedarse.




215-ESPERAS


Sentada esperas,

en tu trono de sueños,

a tu príncipe.




216-TU ANHELO


Tú único anhelo:

sentirte acompañada

con su mirada.





217-LOS INSTANTES


Es triste sentir

que la vida se escapa

en instantes fríos.




218-¿QUIÉN?


Quien te comprenda

buscas sin encontrar.

Sendero de los años.




219-BAILANDO


Con tu cigarro,

bailando entre las llamas

de la tristeza.




220-ALCOHOL


En la noche eres,

entre brumas de alcohol,

un sueño roto.





221-LA LLAVE


Tus ojos abren,

como una llave de plata,

mis ilusiones.




222-DEBAJO


Desde la orilla.

Burbujas en el agua.

Algo bucea.




223-MI DESTINO


Y me pregunto

si alguna vez te unirás

a mi destino.




224-RELOJERO


Dentro del taller

esperan los relojes

a su amo muerto.





225-HIRIENTES


Pasan fugaces,

como balas hirientes,

los días sin ti.




226-SIN CORAZÓN


Se puede vivir

sin corazón, sin alma,

para resistir.




227-PENSAMIENTOS


Mis pensamientos,

que creía privados,

son todos nuestros.




228-MAQUINAS


Piensas, maquinas.

Mientras tu pecho late

melancolía.





229-LLEGADO


Recién llegado

a este mundo sin piedad,

el bebé llora.




230-PÁJARO


Vuela el pájaro,

entre el viento y los nubes,

ser libre y puro.




231-NUESTROS RESTOS


Humo y ceniza,

tras servir en el motor

de la sociedad.




232-ESPEJISMOS


Un espejismo

en mitad del desierto.

Eso es el amor.





233-ESTA HORA


En esta hora,

de absoluta soledad,

me acuerdo de ti.




234-DETRÁS


Tras las mentiras.

Ser nada para nadie

es la realidad.




235-LA LUCHA


Lucha infinita

contra causas perdidas.

Nuestro destino.




236-ANTE TI


En tu presencia

mis palabras son mudas.

Habla el corazón.





237-DESESPERANZA


Desesperanza.

Tú me acompañas siempre

en la noche cruel.




238-AUNQUE


Aunque estés muerta,

he creído sentirte

en este instante.




239-TÚ


Cuando te observo,

sé que tú eres, sin duda,

mi alma gemela.




240-HERIDAS


Cada momento

de todos los que perdí

es una herida.





241-MUERTE


Cuando me atrapes,

muerte, comprenderás bien

que ya no estaré.




242-ESCRIBIR


Mientras escribo.

Desbrozo los caminos

que nadie pisó.




243-SEGUIR


Seguir andando,

sobre piedras y baches,

hasta la muerte.




244-VERÁS


Viertes lágrimas,

por lo que no podrá ser.

Otra luz verás.





245-NACER


En este día,

arrancado al destino,

nace un nuevo ser.




246-TODO UNO


Por los sentidos

estamos engañados.

Siempre es todo Uno.




247-NUEVO


Sin darnos cuenta

crece ahora, siniestro.

Nuevo Orden Mundial.




248-RECONSTRUCCIÓN


Al amanecer

se reconstruye el mundo

en tu cabeza.





249-LA CADENA


Nuestras ideas:

la cadena de inercias

que nos arrastra.




250-LUZ


Llega del ayer

un rayo de nostalgia.

Luz de otros días.




251-OCULTO


Desconocido.

Espera su momento.

Oculto en sombras.




252-GOLPES


Oyes los golpes

en tu nueva armadura,

fieros, sin piedad.





253-FANGO


Me ves hundirme

lentamente en el fango.

Y te sonríes.




254-ESE CABALLO


Durante horas

cabalgo ese caballo

llamado insomnio.




255-CONTRACORRIENTE


Contracorriente

remas sin desfallecer

hasta el ocaso.




256-MONTAÑA GRIS


La montaña gris

nos contempla, inmortal,

desde el origen.





257-OTOÑO


Bosque de cobre.

El otoño te arropa

con su tristeza.




258-DESCENSO


Todo queda atrás.

Desciendo sin retorno

para no volver.




259-NIEVE


Cumbre de nieves.

Sábana de pureza.

Blanca majestad.




260-BOSQUE


Arden los bosques.

En cenizas se elevan.

Dejan desiertos.





261-CALLES


Cae la lluvia

sobre calles desiertas.

Luces se apagan.




262-SENDEROS


En el mañana,

por senderos de tierra,

caminaremos.




263-DORMIR


Cuando dormimos,

la realidad desvela

su cara oculta.




264-HOMBRE


Dolor del mundo.

Traicionado por todos.

Clavado en la cruz.





265-ALBA


Débil claridad.

La noche retrocede.

Despierta el alba.




266-MIL IMÁGENES


En tu memoria

construyo mil imágenes

de cristal puro.




267-RODILLO


Rodillo de almas.

El Tiempo y la Historia.

Nada perdura.




268-RESISTIRÉ


Ya condenado.

Resistiré a la muerte

lo por verte.





269-DESCANSO


Y mientras todos

sin excepción corren más,

yo descanso aquí.




270-UNIVERSO


El universo

tiene su azul reflejo

bajo los mares.




271-OCRE


El atardecer

que en la ocre luz de otoño

deviene en noche.




272-AVES DORADAS


Como las aves.

En el viento se acunan

hojas doradas.





273-RELOJ


Maldito ladrón.

Acaparas el tiempo.

Dejas los huesos.




274-NUESTRO BARCO


En la tempestad

nuestro barco se queja.

Bebé asustado.




275-EN LA CIUDAD


Avanzas ciego.

Rostros desconocidos.

Un ciudadano.




276-BUSCAS


Por más que buscas

aún no has encontrado

la complicidad.





277-MADRE


Te afanas, madre,

en salvar a tus hijos

de la desgracia.




278-LA TRAMPA


Abre los ojos:

el mundo es una trampa

que nos espera.




279-LA MAR


Olas y estruendo.

La mar quiere llevarme

pero aguantaré.




280-TRANQUILO


Solo en el campo

se mece, ya tranquilo,

el ahorcado.





281-BAÑADO


Desde la infancia.

Bañado en el fuego

de la desgracia.




282-TU TIEMPO


Éste es tu tiempo.

No esperes más. No sueñes.

Ahora o nunca.




283-RICO


Rico eres pobre.

Sabes que tu dinero

no compra risas.




284-EN VELA


Noches en vela.

Recordando lo que fue

y ya nunca será.





285-DEAMBULAR


Ánimo enfermo.

Deambular sin rumbo.

Oscurecido.




286-CIELO NEGRO


Sobre las calles

el cielo torna negro

como mi ánimo.




287-DOLÍA


Dolía mucho

ese viejo corazón

que ya no existe.




288-APAGADO


Apagar la luz

y entrar en la oscuridad.

Nadie te espera.





289-¿PODRÁS?


Perdiste la fe

en la raza humana

¿Podrás soportar?




290-LOS CUERVOS


Vuelven los cuervos.

Saben que estoy hundido

en el pantano.




291-BUSCANDO


Buscar la verdad

donde nadie se adentra.

Encontrar muerte.




292-RISA


Titiriteros.

La risa enloquecida

os acompaña.





293-LIMPIA


Escuchas fuera

como la lluvia limpia

el sucio día.




294-LUZ DE NEÓN


Iluminados

por tristes luces de neón,

los solitarios.




295-TRANSPARENTE


Veo a través

de tu máscara de cristal

bondad, ternura.




296-SALIR


Salir del pozo

de la desesperanza

será difícil.





297-TAN SOLO


¿Por qué me siento

profundamente solo

en tu presencia?




298-SEDA


Sobre la seda

la katana susurra

rojos lamentos.




299-NUEVO DÍA


Un nuevo día

rasga la noche extraña

y sus secretos.




300-INCIERTO


Cubren las sombras

el horizonte incierto

tras las hogueras.





301-SIN NOMBRE


No tiene nombre

la emoción etérea

que te conduce.




302-ABSTRACTO


Un cuadro abstracto

pintamos, sin saberlo,

con nuestras vidas.




303-PRINCIPIO


Este momento

puede ser el principio

de otro camino.




304-TRAICIONADO


Soñar despierto.

Por mis propios sueños

fui traicionado.





305-MONSTRUOS


Personas rotas

por los golpes del tiempo

devienen monstruos.




306-EL VIAJE



Cuenta conmigo

cuando partas a tierras

de Nunca Jamás.




307-RECOGES



El frágil cristal

de aquellas ilusiones

que se rompieron.




308-MAZMORRA


Esta mazmorra

de paredes abiertas

que llamas vida.





309-MASACRE


Restos humanos

donde antes existieron

varias familias.




310-COLOR NEGRO


Los corazones

se tiñen lentamente

de color negro.




311-TU DOLOR


Tu dolor viene

por una sola causa:

desequilibrio.




312-MENTIRA


¿Cuánto dura un sueño?

Lo que tardas en entender

que es mentira





313-EFÍMERAS


Tan efímeras

como las ilusiones

son tus palabras.




314-BRUJA


Entre tus dedos

la bola nos enseña

tristes futuros.




315-DICEN


Ya no puedo andar.

Dicen que a quien se para,

la muerte alcanza.




316-DOLOR


Lo que no fue

y ya nunca podrá ser.

Ese es mi dolor





317-NADIE


Estoy seguro.

Ahora sé que aún

no te he encontrado.




318-PARA SIEMPRE


Maldito seas,

reloj, porque tus brazos

me alejan de ella.




319-¿ADÓNDE?


¿Adónde irás

si en ningún lugar te quieren,

triste poeta?




320-LA HOGUERA


Nos consumimos

en la hoguera del Tiempo

sin dejar rastro.





321-REINA


Reina tristeza.

Al paso de los años

tú siempre ganas.




322-ESTRELLAS DE SANGRE


Solo en la noche

bajo estrellas de sangre.

Alma de lobo.




323-SIN SUEÑOS


Ya te conozco,

Muerte, tu compañía es

dormir sin sueños.




324-HECHIZO


Aunque lo ignores,

un hechizo se esfuma

cuando tú te vas.





325-NIEVA


Cae la nieve

sobre los campos blancos

de tu soledad.




326-PÁGINAS


Entre páginas.

Nuevos mundos se crean

contigo dentro.




327-ILUSIÓN


¿Qué nos queda pues,

cuando la dulce ilusión

se desvanece?




328-FANTASMAS


¿Por qué os descubrís,

fantasmas de la noche,

cuando estoy solo?





329-DE PLOMO


Cielo de plomo.

Me sumerjo en recuerdos.

Cristal y lluvia.




330-DICHA


En tu presencia

siento dicha por vivir.

Muerte en tu ausencia.




331-NIÑEZ


Días de niñez.

Cristalina inocencia

rota en añicos.




332-CORTINA


Cortina de agua,

bailas sobre los campos

trayendo vida.





333-CUADROS


Pintando cuadros

sobre un lienzo infinito

llamado cosmos.




334-MEDIA LUNA


La media luna

corta el azul del alba.

La noche emigra.




335-ABAJO


Se viene abajo

todo cuanto conocí.

Mundo cambiado.




336-VIAJE


Nadie sonríe.

El día se hace noche.

El viaje sigue.





337-ESCALERA


Entre crujidos,

bajamos muy despacio.

Vieja escalera.




338-MIL MÁSCARAS


Tras mil escudos

y máscaras distintas

te escondes, alma.




339-CONTIGO


Hablar contigo

fue un inmenso regalo

que no volverá.




340-NORTE


Viento del Norte.

Acoges en tus brazos

la muerte helada.





341-LA CIMA


La cima oscura

adonde llegaremos

ya se vislumbra.




342-MADRE


Sobrecogida

por lo que su hijo hace,

la madre llora.




343-RECUERDOS


Sigues buscando,

entre las telarañas,

viejos recuerdos.




344-SAMURAI


Triste samurai.

el filo de la espada

es tu camino.





345-CUMBRES


Cumbres nevadas.

El cielo es vuestro techo.

Aquí reptamos.




346-ESPERANZAS


Mira como arden

todas las esperanzas

que te regalé.




347-INTERIOR


Lago de fuego.

Tormenta del pasado.

El frío interior.




348-BRUMA


Las etéreas

brumas de la memoria

esconden trampas.





349-TU MUNDO


En un segundo,

tu mundo puede cambiar

sin vuelta atrás.




350-CUNA


Bajo las aguas.

Universo acuático.

Cuna del Hombre.




351-ERRANTE


Estrella errante,

por el espacio vagas.

Tiempo infinito.




352-LEJOS


Nunca creí estar

tan sumamente lejos

de la humanidad.





353-EL BRILLO


Intenta esconder,

tras el brillo del oro,

esas miserias.




354-ODIO


Nunca se apaga.

La llama del odio

se enciende otra vez.




355-MAGIA


Oscuros libros.

Conocimientos del ayer.

Magia futura.




356-AMOR


Alma perdida.

Sigues buscando el amor

entre lápidas.





357-ROTOS


Rotos de dolor

recordamos tu ausencia,

querida madre.




358-TRAS LA GUERRA


Pese a la guerra,

el amor respira aún.

Agonizante.




359-ENSUEÑO


Reloj parado.

Melancolía y ensueño.

Tiempo de algodón.




360-HUNDIDO


Y respiro agua,

hundido en tristezas

que nadie conoce.





361-DESPOJOS


Nubes de cuervos

sobrevuelan despojos

de mi esperanza.




362-VISIONES NOCTURNAS


Algunas veces,

en visiones nocturnas,

te vuelvo a encontrar.




363-CORRIENTE DE LOS DÍAS


Adormecidos

olvidamos siempre esto:

todo termina.




364-BOSQUES


Marrones, verdes.

El bosque es nuestra casa.

Abandonada.





365-LLUVIA DE MEMORIAS


Empapándote.

Memorias como gotas

en la tormenta.




366-JOYAS


La noche clara

muestra sus joyas blancas.

Inalcanzables.




367-TIEMPO ESENCIAL


Tiempo, te agotas,

y mi esencia contigo.

Nada quedará.




368-EL ARROYO


Como un arroyo

que dulce se desliza

hacia su final.





369-OJOS CIEGOS


Blanca esperanza

brilla en tus ojos ciegos

a la realidad.




370-RULETA


Enloquecida.

Gira el arma perversa.

Ruleta rusa.




371-SER


Respira oculto,

bajo toda apariencia,

un ser perdido.




372-NUEVA VIDA


La nueva vida

creciendo entre los restos

de la ya extinta.





373-CADENAS


Son eslabones

cada uno de los días

de tu existencia.




374-OCÉANO


Olas y espuma.

Profundidad abisal.

Tumba del Tiempo.




375-EL OJO


Miras adentro.

te sobresalta encontrar

un ojo abierto.




376-MATICES


¿Cuántos matices

puede llegar a adoptar

nuestra tristeza?





377-SIEMPRE VUELVES


Y como siempre,

la compañía muere.

Vuelves, soledad.




378-AZUL TRISTEZA


Ojos azules,

donde flota una tristeza

insondable.




379-SECRETOS


Amiga mía.

Cuéntame tus secretos

y serás libre.




380-ÁCIDO


Blanca esperanza.

Tras el ácido del Tiempo:

negra realidad.





381-ESE LUGAR


Dime tú el lugar

donde no llega el dolor

de tu recuerdo.




382-CARNE


Un pozo se abre,

rojo en mi carne herida,

cuando pienso en ti.




383-PÉRDIDA


Tantas palabras

por las que sangra el dolor

de la pérdida.




384-SIN CURACIÓN


No existe cura.

La memoria persiste

como maldición.





385- CERTEZAS


Tantas esperas

y certezas de arena.

Ensoñaciones.




386-GRISES


Desde aquí mismo

puedo ver cómo llegan

futuros grises.




387-DESDE TU PIEL


Me pongo en tu piel,

y me observo a mi mismo

distorsionado.




388-REÍMOS


Mientras reímos

el reloj se deshace

en nuestras manos.





389-TU SENDA


La senda extraña

que baja entre las rocas

de tu pasado.




390-CANCIÓN ROTA


El viento trae

en una canción rota

todos los nombres.




391-CRISTAL PURPÚREO


Veo este día

tras el cristal purpúreo

de mil nostalgias.




392-LA NANA


Yo escucho tu alma,

susurrando la nana

de un sincero amor.





393-CAPRICHOSO


Nuestro sentir,

pájaro caprichoso,

desorientado.




394-INCONSOLABLE


Inconsolable

es mi tristeza al saber

que no volverás.




395-NECIAS


No me importan ya

esas verdades necias

en las que creí.




396-LÁPIDA


¿De qué me sirven

tantos días atado

a esta lápida?




397-MELANCÓLICOS


Todos nosotros,

seres melancólicos,

soñamos igual.




398-TU AMOR


Escucha bien:

debes regalar tu amor

a quien lo valga.




399-FARO


Un brillo de azul.

Una luz en la noche.

Faro distante.




400-PALABRAS


Surgen palabras

como seres albinos

de su caverna.








401-SUBTERRÁNEO


Así vagamos

este subterráneo

llamado vida.




402-VER LA LUZ


Tú me preguntas:

¿Por qué no puedes ver luz

dentro del pozo?




403-LLUVIA EN SOLEDAD


Observo solo

la lluvia que no cesa

sobre las calles.




404-JUNTO A TI


Y junto a ti ando

aunque ya no me veas.

Sé que me sientes.





405-ILUSIÓN


Sé que es mi ilusión

frágil cristal de sueños

condenado a caer.




406-LENTO


Y lento aumenta

el ritmo del corazón

cuando te marchas.




407-SOMBRAS


Hoy he visto el sol,

dando luz a mis sombras.

Hoy te he vuelto a ver.




408-PASILLOS


Caminas, Hombre,

por un pasillo oscuro

sin apenas luz.





409-CAMINAR


Como vinimos,

tras caminar la Tierra,

nos marcharemos.




410-FIN


Y todo final,

aunque no lo parezca,

es un principio.





ES TU RECUERDO





Un pozo de ecos profundos


es tu recuerdo


un sueño de cristal empañado


es tu recuerdo


la luna de nuevo al despertar


es tu recuerdo


y una noche que nunca acaba


es tu recuerdo


la joya que detuvo el tiempo


es tu recuerdo


mi vida ya no es vida


es tu recuerdo.





NO SOY



No soy lo que viví

No soy lo que pienso

No soy lo que sentí

No soy lo que recuerdo


No soy futuro

No soy pasado

Tal vez presente


Segundo inasible

Arena en el océano

Presente

Agua en el desierto


Mente

Un continuo sin fin

Presente

Continúo sin fin


Responde…

¿Qué eres?


Mientes


Responde…

¿Qué eres?


Te engañas


No soy lo que tengo

No soy mis ideas

No soy lo que visto

No soy mi apariencia


No soy lo que crees

No soy lo que escribo

No soy lo que ves


Extranjero

Ante mí

Extranjero

Ante el mundo


No soy nada

Pero soy todo


Como nadie

Como tú




DE SOMBRAS



Me niegas

Pero me reconoces

Soy tu sombra


Mi placer es lo primero

Disfruto con tu dolor

Soy tu sombra


Matar a mi padre

Violar a mi madre

Soy tu sombra


Bebo sangre

Como carne

Soy tu sombra


Quiero terminar esta guerra

Para comenzar otra

Soy tu sombra


Me odias aunque me amas

Me evitas pero te sigo

Soy tu sombra


No mires, porque siempre estaré aquí

Sabes que vivo en ti

Soy tu sombra


Hablo de amor

Cuando quiero un esclavo

Soy tu sombra


Y quiero poder

Y quiero esclavos

Soy tu sombra


Trabajo mientras te diviertes

Cuando me obvias, me haces fuerte

Soy tu sombra


¿Buscas la belleza en el espejo?

Es tu cadáver lo que veo

Soy tu sombra


La voz que te dirige

Sin palabras

Tu sombra



Porque somos sombras de nuestras sombras

Y todas ellas siguen e imitan con pasos ciegos

A la gran sombra

Que gobierna este mundo frío, eterno...


De sombras.




LA CASA DE MUÑECAS



La casa de muñecas estaba situada en la mesa más alta, junto a la ventana; el lugar más resplandeciente de toda la habitación. Allí, en su interior de lujoso ensueño, convivían en eterna armonía unas preciosas muñequitas de porcelana, vestidas con maravillosos trajes de fantasía, cuyos colores creaban destellos de ilusión a su alrededor al tiempo que realzaban la encantadora palidez de aquellos rostros cincelados y sonrientes.


Aunque el increíble atractivo de cada una de ellas estaba fuera de toda duda, la singular belleza de Celine superaba cualquier prodigio surgido de las fuentes de la divinidad. Así era conocido y reconocido por todos los juguetes de la habitación que, en su gran mayoría, profesaban por Celine una profunda devoción.


Un regimiento de soldados de plomo marchaba siempre alrededor de la casa de muñecas, protegiendo su tranquilidad del posible –aunque poco probable– ataque de algún juguete malévolo. Formaba parte de este regimiento un soldado diferente, muy diferente a los demás, aunque sólo él era consciente de ello, pues su apariencia era idéntica a la del resto de sus compañeros.


Sólo este soldado sin nombre sintió por Celine lo que nadie sentía, sólo él pudo ver en Celine lo que nadie veía, más allá de la insondable barrera de su belleza infinita.


Un día de primavera, el soldadito de plomo, buscando el momento oportuno y armándose de valor –más del que necesitó en todas las batallas del pasado juntas–, se acercó a Celine, que paseaba distraídamente por los jardines de la casa de muñecas. Debía comunicarle todo lo que sólo él sabía.


¡Hola Celine! –dijo nerviosamente.


¡Hola soldado! –contestó ella, siempre sonriente– ¿Qué deseas?


Yo... yo sólo quería que... que... –Sus torpes palabras se ahogaron en un mar de confusión–.


Celine lo miró con expresión entre divertida y sorprendida. El soldadito, víctima de un miedo que jamás había sentido antes –el miedo a la incomprensión–, balbuceó, con sus ojos de pintura fijos en el suelo, las siguientes palabras:


Sólo... sólo quiero que aceptes este...regalo. Y le entregó su pequeño corazón de plomo.


¡Gracias! –dijo Celine, recogiéndolo entre sus blancas manos. Y con un fugaz movimiento, besó al soldadito en una de sus mejillas, para alejarse después saltando alegremente entre las doradas flores del jardín.


El soldadito de plomo notó que enrojecía por dentro, y se sintió feliz.


Pasaron los días, y comprendió que su agridulce fracaso a la hora de comunicarse con Celine le había afectado profundamente. Sabía que jamás podría expresar con palabras la complejidad de sus pensamientos ni la hondura de sus sentimientos; y la evidencia de esta incapacidad le hacía sufrir de una forma indescriptible. Comenzó a desfilar descompasadamente, su mirada estaba siempre perdida, e incluso llegó a extraviar su fusil. Sus superiores lo recriminaban constantemente por su actitud y sus compañeros de regimiento empezaron a pensar que se había estropeado por dentro.


Su última esperanza estaba depositada en el fondo de su corazón. Sólo esperaba que Celine pudiese interpretar lo que en su interior, sin ambigüedades, estaba escrito.


El eco de sus oscuros pensamientos pronto se tornó insoportable en su interior. Sin poderlo evitar, dejó la formación y corrió en busca de Celine hasta encontrarla:


Celine, tienes que darme una respuesta, algo con lo que llenar mi cuerpo vacío.


¿Acaso no es suficiente uno de mis besos? –preguntó Celine inocentemente extrañada.


Podemos dar mil besos, pero sólo un corazón –respondió el soldadito con tristeza.


–En ese caso –dijo Celine– espérame aquí un momento, te devolveré tu corazón.


¿No... no lo llevas contigo? –consiguió decir con un hilo de voz apenas audible.


¡Oh no, no podría con todos! –contestó Celine ilusionada– ¡guardo juntos todos los corazones que los soldaditos me regalan! Espero poder encontrar el tuyo, aunque no te preocupes, no importa, ¡son todos iguales!


-Sí... todos iguales... –repitió mecánicamente el soldadito sin nombre mientras volvía a su puesto arrastrando su alma hecha jirones.


Aquel soldado de plomo luchó en mil batallas, ganó cientos de reconocimientos y honores, y su valentía y ferocidad en combate no tuvieron parangón. Llegó a ser con el tiempo un héroe legendario, aclamado, temido y respetado por todos.


Sin embargo, nunca dejó de sentir un profundo vacío, una extraña aflicción dentro de su pecho cubierto de medallas, cada vez que levantaba su mirada hacia arriba, hacia la resplandeciente casa de muñecas.




LA FLOR DE DIAMANTE



En este remoto sector de la galaxia la oscuridad prevalece sobre la luz. Apenas llega el brillo azulado de las lejanas estrellas sumidas en la infinitud de un vacío insondable. Pero a Lezah eso no le importa. Ella prefiere permanecer en el hemisferio oscuro de Valkst, allí donde su esbelto cuerpo de titanio nunca refleja la luz de la estrella-núcleo, cuya intensidad oculta la belleza del cosmos. Sentada sobre una roca desgastada por la acción constante del viento de partículas, Lezah contempla desde hace eones el mismo espectáculo: diminutos puntos de luminosidad glacial en la noche eterna y la purpúrea esfera de Mlit, único, solitario satélite de Valkst. No cesa su fascinación ante esta escena inmutable ni decrece la ilusión en sus visores de añil cristalino. Incontables son las revoluciones que ha dado Valkst en torno a su estrella desde que Lezah y su compañero, Atroid, aterrizaron por vez primera sobre la polvorienta superficie del planeta muerto. Ellos eran la avanzada de la civilización de sus creadores, los agentes que ejecutaban la Misión de exploración universal, de cuya eficacia dependía directamente la expansión del Anillo Imperial. Millares de androides fueron enviados por parejas en todas direcciones hasta los últimos confines de la galaxia, registrando sectores, trazando vías estelares, ampliando las bases del conocimiento, asegurando cada planeta con su labor y su presencia...Eso eran ellos: los portadores del futuro.


Lezah y Atroid exploraron cada milímetro del planeta Valkst. Todas sus características fueron reconocidas taxonómicamente y archivadas en los ficheros programáticos de a bordo. Después emprendieron la ingente tarea de acondicionamiento ambiental, iniciando un proceso que culminaría en un tiempo muy distante. Y cuando su función hubo finalizado, enviaron desde la computadora-madre los ficheros programáticos y el código que se esperaba de ellos:


LEZAH / ATROID___SEC. XM3R. VALKST___CONFIRMADO


Ya solamente les quedaba aguardar.


Y aguardaron, con su paciencia de acero, intemporal.


Miraban el cielo uniforme y oscuro. Sentados, sus cuerpos de metal resplandeciente uno junto al otro. Pasó mucho tiempo antes de que la fluida voz sintética de Lezah quebrara el silencio:


–¿Crees que habrán recibido nuestro código, Atroid?


–Los códigos siempre alcanzan su destino.


–Pero cabe la posibilidad de que alguno se pierda ¿verdad? –Lezah observaba el frío semblante de Atroid.


–Sí. Aunque nunca ha sucedido –respondió, con voz neutra.


–¿Por qué tardan tanto... entonces?


–Sabes perfectamente que no puedo saberlo.


–¿Y si les hubiese ocurrido algo? –Lezah inclinó ligeramente la cabeza, sin dejar de observar la inescrutable expresión de su compañero.


–Probablemente estén en camino. Es posible que surgieran problemas. Tal vez hayan muerto. O tal vez, simplemente, nos han olvidado por completo.


–Sí... tal vez –sus visores volvieron a hundirse en las opacas profundidades de la noche espacial.



La arena blanca se había ido acumulando durante evos hasta ocultar parte de sus rígidas piernas de metal. Sin pronunciar una sola palabra, sin ejecutar el menor movimiento... seguían esperando, envejeciendo junto al Tiempo. Contemplaron el nacimiento de estrellas recientes, la desaparición de algunas otras. Mlit resplandecía en el firmamento con luz ajena. Un cometa rasgó la oscuridad, fulgurante, con su extensa cola de hielo sucio. Lentamente, Atroid alzó un brazo que señaló en la distancia:


–Ese cometa llevaba tu nombre... –dijo su voz fluctuante.


Lezah observó cómo se extinguía la nívea estela, volviéndose a cicatrizar la uniformidad del espacio.


–¿Cómo puedes saberlo? –preguntó con un hilo de voz forzada.


-No... no lo sé –Atroid entornó sus visores en dirección al globo púrpura de Mlit. Y comenzó a entonar una canción sin melodía:


En la más profunda gruta, bajo cavidades tenebrosas

que la desolada superficie de Mlit oculta,

donde el silencio cristalizado acompaña al Tiempo

en su letargo, allí, algo vive, algo crece.


La flor de diamante

Sí, la flor de diamante


Entre piedras transparentes, flotando en el sepulcro

De su quietud sin más alimento que su perfección, única en su haber,


Crece la flor de diamante

Sí, la flor de diamante


Espera sin esperar nada, salvo quizás el momento de ser hallada;

Sirvióse el universo de sus pétalos para olvidar entre ellos

sus secretos mejor guardados, por siempre...


En la flor de diamante

Sí, la flor de diamante


Unirá su luz incolora aquello que el infinito separa.


La voz de Atroid se apagó. Lezah seguía absorta en su contemplación del firmamento, imperturbable. No dio señales de haber escuchado nada. Las estrellas titilaban. Atroid se puso en pie, sus articulaciones rechinaron. Comenzó a caminar por la llanura agrietada, dirigiéndose hacia el deteriorado cohete que se alzaba sobre un promontorio rocoso de escasa altura.


–¿Adónde vas? –preguntó Lezah, sorprendida.


–A buscar la flor de diamante. Pronto será tuya... –murmuró Atroid sin dejar de caminar.


Entró en el cohete. No tardó en descender de nuevo por la rampa de acceso. Pero esta vez con los brazos cargados de extraños artefactos de reluciente metal, tubos interconectados, alambres oscilantes, piezas dentadas, protuberancias cónicas...un confuso conglomerado de elementos que sostenía con firmeza mientras desandaba sus pasos. Dejó caer pesadamente el voluminoso material junto a Lezah, que lo observaba con estupor, intentando comprender la finalidad de sus acciones.


–Aquí tienes el equipo de exterminación –señaló Atroid-. Tal vez debas utilizarlo en algún momento del futuro.


–No consigo entender el sentido de tus palabras –musitó Lezah. ¿Acaso no recuerdas ya nuestra llegada, Atroid? ¡no había seres nativos a los que exterminar, ni la más elemental de las formas de vida! Este planeta está completamente muerto. Y siempre lo ha estado. Todo ese equipo carece de utilidad, no sirve pa...


Pero Atroid ya no escuchaba. Se alejaba por la llanura yerma de vuelta al cohete. Antes de ascender por la rampa se detuvo. Contempló durante unos instantes la radiante figura de Lezah sentada en mitad de la desolación. Giró la cabeza y se introdujo en las entrañas de la nave. La rampa de acceso se replegó sobre sí misma. Los potentes motores despertaron con un estruendo, levantando gigantescos remolinos de arena blanca.


Las nubes de polvo no velaron la visión de Lezah. El brillante chorro de energía azulada perdió contacto con la superficie torturada de Valkst. En línea vertical, muy lentamente, el cohete ascendió sobre los centelleantes visores de Lezah. El rugido de los motores termonucleares reducido a un distante murmullo. Un resplandor que decrecía en tamaño poco a poco, cada vez más distante, minúsculo, imperceptible... hasta fundirse con la oscuridad...


Valkst gira alrededor de una fúnebre masa de gas rojo. Apenas quedan ya estrellas. Murieron. El propio Tiempo decrépito alcanza a comprender la inminencia de su prolongada fatalidad. Se acerca la hueca eternidad de la no existencia. El inexorable vacío.


Pero a Lezah eso no le importa.


Su mirada añil se mantiene fija en el espacio profundo. A veces percibe la tenue silueta rojiza de Mlit, casi ahogada en la oscura densidad circundante. A su lado yacen los restos deshechos de extraños instrumentos inservibles, semienterrados bajo la arena pulverizada. El viento susurra, débil eco del pasado.


Pero a Lezah nada de eso le importa.

Porque tiene motivos para seguir esperando.




ÍNDICE



  • Prólogo 8



  • Haikus oscuros 11



  • Poemas

-Es tu recuerdo 114

-No soy 115

-De sombras 117



  • Relatos


-La casa de muñecas 119

-La flor de diamante 123
















Download this book for your ebook reader.
(Pages 1-114 show above.)